Limitándome

WP_20150516_18_31_56_Pro

Sería genial que me preguntaran:

-¿Dónde están tus límites?

Y pudiera contestar:

-Ni idea, aún no he llegado a ninguno.

Por fortuna casi estoy en ese punto. No, no es verdad, aunque estoy en camino 🙂

Si bien es cierto que tenemos unos límites físicos debido a que nuestro cuerpo no nos permite detalles como volar, respirar bajo el agua o levantar tres toneladas con el meñique, también es cierto que la mayoría de los límites nos los ponemos nosotros.

Ahí va un ejemplo: Hace poco tuve una conversación muy profunda con mi marido por whatsapp en la que me preguntaba cómo cocinar algo…tras unas breves instrucciones me dijo -Soy un inepto para cocinar- a lo que le respondí -Claro, si así lo crees pues lo eres.

Se ve que se lo pensó un poco y me envió otro mensaje diciendo -Soy inexperto.

Simplemente, me encantó: acababa de abrir la puerta a hacer algo de lo que disfruta, así, cambiando una palabra 🙂

WP_20150624_11_54_52_ProPues así nos pasamos la vida, poniéndonos límites: Yo no sé hacer esto, no puedo con aquello, soy muy mayor para lo otro, qué van a decir en casa si hago este cambio, es que eso lleva mucho tiempo, etc.

Bueno, alguna vez acertaremos, el resto (que es el 99% de las veces) sólo alimentamos una fuente de frustración.

Obviamente, si decido cruzar el Atlántico a nado mañana, no lo voy a conseguir, en cambio si decido ir a trabajar andando mañana, estaré empezando a hacer el deporte que me da tanta pereza hacer cuando pienso en ir a un gimnasio. O si decido cambiar el paquete de donetes por unas fresas, unos albaricoques y unos nísperos, estaré empezando la dieta que me imagino como pasar hambre ante un plato de lechuga el resto de mi vida.

Da penita oír a tantas personas decir que no tienen imaginación, que son malos en manualidades, que no tienen paciencia, que quieren hacer algo pero no pueden y (lo peor de todo) “es que yo soy así”.

Imagínate que un bebé al intentar ponerse de pie por primera vez y llevarse el primer culetazo decidiese que no vale para eso… Saca tus propias conclusiones.

WP_20150516_18_35_20_ProComo siempre, ahí va un ejercicio por si eres de los de la poca imaginación:

Durante 24 horas voy a borrar de mi vocabulario “pero”, “y si”, “yo no” y “es que”.

Este fin de semana mira a ver qué te dices, qué excusas te pones y qué te crees de ambas, a ver dónde te has puesto los límites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s